O
B
J
E
T
I
V
O
S

Fortalecimiento Sectores Estratégicos


 



El panorama de nuestro departamento es muy similar al de las demás regiones en el país. Cada uno de ellos enfrenta dificultades en la búsqueda de procesos que les garanticen ser cada día más competitivos, tratando que los sectores económicos generen un mayor empleo y que las tasas de crecimiento se incrementen año tras año. Todo esto, con la intención de disminuir los niveles de pobreza y desigualdad que le aquejan.

Risaralda convive con procesos de globalización en los cuales, cada vez se tienen menos barreras y por lo tanto, el estar preparados para competir en este escenario es un imperativo para la región.

El mejoramiento de los niveles de competitividad de la región no es solo tarea del sector empresarial sino que, implica un trabajo en todas las organizaciones y en todos los niveles de su dirigencia. Un paso fundamental es la construcción de los mecanismos donde se construya una visión única de toda la sociedad Risaraldense comprometida y con un liderazgo propositivo.

La información contenida en esta matriz de marco lógico obedece a un trabajo previo realizado desde las subcomisiones y validado por la Comisión Regional de Competitividad en pleno, donde se determinó a través de una metodología de evaluación los sectores estratégicos que impulsaran la economía y contribuirán al incremento de la calidad de vida del departamento, los cuales son:


La mesa de Fortalecimiento de Los Sectores Estratégicos a partir de varias reuniones de discusión y análisis definió como estrategias para alcanzar al 2019, tener los sectores constituidos en clúster de clase mundial por medio de: La Investigación, el desarrollo y aplicación de la Innovación y la tecnología; Identificación de oportunidades de mercado, generación de capacidad laboral acorde a la demanda empresarial y el desarrollo de mecanismos económicos, financieros y sociales. Estrategias que deberán aportarle al incremento del PIB, las exportaciones, la creación de nuevos productos innovadores de competencia internacional y a la constitución de grupos empresariales.

Para que esto se pueda lograr, es necesario desarrollar proyectos focalizados en la construcción de los clústers, que involucre los componentes de calidad, producto, capacidad comercial y herramientas tecnológicas desarrolladas de acuerdo a las necesidades y alcances de las micro, pequeñas y medianas empresas. Paralelo a lo anterior, se debe identificar y comprometer las empresas anclas soporte de las mipymes que serán con quienes se impulsaran y consolidaran los negocios de mayor alcance y se irrigaran para la demás industrias. A la vez, en este proceso las Universidades con sus grupos de investigación juegan un papel trascendental, ya que serán las responsables de generar los proyectos de innovación y tecnología de acuerdo a la demanda empresarial.

También, es necesario realizar una estrategia comercial de internacionalización de Risaralda, a través de la vigilancia permanente de identificación de mercados alternativos para su penetración, la difusión y aprovechamiento de los tratados comerciales, generación de la cultura exportadora y preparación del talento humano.

Sumado a lo anterior, el sector educativo se deberá articular con las demandas empresariales en especial a la de los clúster de metalmecánica, agroindustria y turismo, para proveer a las empresas con personal idóneo, con una educación pertinente y coherente a los requerimientos de la industria, es decir, trabajadores competentes a la realidad actual desde lo social, productivo y económico.

Es determinante, desarrollar los mecanismos económicos y financieros que soporten principalmente a las mipymes para llevar a cabo sus proyectos de expansión, innovación, reconversión, entre otros. Para ello se plantea fortalecer un modelo infi, como Banco de la Región con dos líneas: La línea de Capital Semilla y la línea de Capital de Riesgo. Equivalente, se conformaran los Grupos empresariales de inversión.

Para la ejecución de esta propuesta de fortalecimiento de los sectores estratégicos es indispensable un compromiso de todos los actores los cuales se deberán involucrar de forma activa desde la operación hasta los aportes económicos. Además, se usará una herramienta importantísima, la cual podrá apalancar los proyectos y es la cooperación internacional desde la multilateral, como la bilateral y la filantrópica.

Por último, se aplicaran proyectos de responsabilidad social y ambiental que contribuyan a la disminución y reutilización de los residuos, logrando certificar 100 empresas en normas ambientales. Paralelo, se tendrán programas de desarrollo social y del talento humano al interior de las empresas que contribuyan a mejorar la calidad de vida de los más necesitados.
 
El plan Regional de Competitividad tuvo una actualización en el año 2012 y como producto de esta se amplió el sector de la confección a Sistema Moda. Este último corresponde a un enfoque que a nivel nacional e internacional se está dando y está compuesto por los siguientes subsectores:

  • Textiles
  • Confecciones
  • Cuero (Calzado y Marroquinería).

La actualización también permitió crear la cadena de logro del objetivo la cual se muestra a continuación.