O
B
J
E
T
I
V
O
S

Comercio Interno e Internacionalización de la Economía




La mesa de mercado interno e internacionalización de la economía, tiene como finalidad; movilizar una serie de variables, que a la final generan un impacto positivo en cuatro macro variables: el PIB, el empleo, reducción de pobreza y el índice de desempeño ambiental, y por supuesto en el mediano y largo plazo al año 2032 permitirá al territorio Risaraldense mejorar los niveles de competitividad y a sus habitantes tener mejores condiciones de vida.

Para la movilización de las variables del fortalecimiento de la economía interna e internacionalización de la economía de Risaralda, es necesaria la aplicación y desarrollo de CUATRO Estrategias que se enuncian; 1.Cadenas productivas, 2.Marketing territorial, 3.Fomento al ahorro y 4. Cultura e institucionalidad para la internacionalización, estas estrategias funcionalmente pueden operar al mismo tiempo o en diferentes momentos, aquí es importante documentar que básicamente depende de la toma de decisiones y gestión de los agentes económicos, incluyendo la consecución de los recursos.

Las estrategias planteadas obedecen a un proceso tipo sistema, partiendo de las cadenas productivas, se trata de avanzar en el concepto de cadena hacia un clúster, el departamento no cuenta con un clúster desarrollado, seguramente la mayor experiencia se tiene en la caficultura, sin embargo, se han hecho intentos en prendas de vestir con pocos resultados por decir lo menos. Fundamentalmente se deben fomentar los clúster por el soporte en el tiempo de la demanda externa y por su variedad de ventajas que desarrolla en el territorio.

Con el fortalecimiento de las cadenas productivas se esperaría un aumento del 6% en el valor agregado. De otra parte el fomento de clúster tendría una meta de crecimiento en el valor agregado real del 7% y de 10% en las exportaciones menores, metas anuales.

- Para el buen funcionamiento y desarrollo del marketing territorial, es clave contar con la estrategia de fortalecimiento de las cadenas productivas y desarrollo de clúster y por supuesto la formalización empresarial y laboral, pues los territorios se preparan para ofertar los bienes y servicios en diversas niveles, para lo cual se desarrollan proyectos de ciudad y departamento, dicho de otra manera es el desarrollo de la economía espacial.

Los cuatro proyectos definidos en la estrategia de marketing territorial, se tiene como principio al desarrollo del territorio para sus habitantes, entendiendo que la venta del territorio en primera instancia la hacen sus pobladores, esto implica generar condiciones físicas para la población, incluyendo un proceso cultural de venta del territorio tipo movilización social, empleados públicos, taxistas, gremios, comuneros, sociedad civil en general.

La promoción del departamento para el turismo, proyecto que viene funcionando hace varios años, pretende aumentar un 5% los visitantes nacionales y el 8% los internacionales, convirtiéndose en una fuente de empleo y generación de ingresos para una parte de la población, esto significa contar con un sitio turístico con ciertas características como: reconocimiento, recordación, pero además, es necesario desarrollar al tiempo la GASTRONOMIA que identifique el territorio, donde toda la población lo tenga en mente. ¿Cómo vender si no se sabe que se tiene?. El turismo es función del gasto de los agentes, esto implica crear las condiciones para los agentes locales, nacionales y extranjeros que consuman los diferentes bienes y servicios con valor agregado.

De otra parte vender el territorio significa contar con herramientas de promoción para la creación de empresas, que hacen parte de la sostenibilidad de los agentes económicos. Aquí los esfuerzos son de distintos órdenes, desde lo público en desarrollo de condiciones del territorio como son: el buen funcionamiento y calidad de los servicios públicos, infraestructura vial y logística; consenso en las tarifas de industria y comercio en los diferentes municipios especialmente los del AMCO, definición clara de una zona franca en lo posible turística. Igualmente el programa de emprendimiento debe ser un foco, aquí vienen trabajando alrededor de 20 instituciones como red para la generación y sostenimiento de empresas, pero también generar una nueva cultura empresarial. Para el turismo empresarial es clave contar con sitios estratégicos para convenciones, muestras empresariales, ferias, espectáculos públicos, lo que exige un trabajo de comercialización de Expofuturo, el Lucy Tejada, Santiago Londoño, etc. Es importante decir, que las condiciones del territorio involucran a todo tipo de empresarios locales, nacionales y externos y tipología de tamaños.

El turismo empresarial entonces juega un papel definitivo en el posicionamiento del territorio, mostrando sus bondades para la creación, sostenimiento empresarial y los negocios, es aprovechar la mejor imagen ante el mundo, no puede perderse de vista que Pereira ha sido calificada como una ciudad con buenas condiciones para hacer negocios según el Banco Mundial en el Informe de Doing Bussines.

El proyecto de promoción de ciudad para la atracción de inversión extranjera, es clave en un territorio donde en los últimos años, la mayor inversión ha estado dirigida al sector terciario de la economía, especialmente comercial y muy poca hacia los sectores reales industrial y agropecuario, lo que puede interpretarse como un desaprovechamiento de las condiciones geoestratégicas, climáticas y ambiéntales del departamento.

Es prioritario aquí desarrollar capacidades para la elaboración de proyectos de prefactibilidad y factibilidad para atraer inversión extranjera para el turismo y otro tipo de negocio, pero también aumentar las capacidades de negociación de los agentes económicos, pues tampoco se trata de poner en desventaja a los empresarios locales frente a los inversionista extranjeros, es más bien de complementariedades, como efectos crecientes del capital.

La estrategia de fomento al ahorro tiene dos proyectos, en ambos casos de financiación para el desarrollo productivo. El primero tiene que ver con involucrar los recursos de fondos de empleados y cooperativas en una acción empresarial, debe decirse que se debe hacer un estudio para la viabilidad, esto implica que parte de estos recursos se colocan en empresas con alta capacidad de éxito, el cual devuelva el capital con una utilidad negociada en el tiempo, este modelo tiene la ventaja de redistribuir la riqueza, pues los asociados al fondo ganan de acuerdo a la proporción de ahorro, se incentiva el ahorro para la generación y sostenimiento empresarial.

El segundo proyecto tiende a la creación y formalización de un fondo empresarial por valor de $120 mil millones, recursos de carácter mixto, para el apalancamiento del sector empresarial y proyectos de desarrollo.

Finalmente la cultura e institucionalidad para la internacionalización, presenta cuatro proyectos. El primero tiende al bilingüismo entendiendo que para hacer negocios se hace necesaria una segunda lengua, se trata de capacitar a 400 personas con formación en comercio exterior, facilitando la interacción de las transacciones. Este proyecto se viene trabajando seguramente no específicamente con personas de negocios internacionales, pero avanza en colegios y universidades. El segundo proyecto es la capacitación y formación a un grupo de 90 personas empresarios locales, en aprender hacer negocios.
La red institucional es clave como soporte a la internacionalización, pues es precisamente la institucionalidad la que puede articular y servir de puente para abrir mercados, promoción de bienes y servicios y seguimiento a la actividad, pero más que eso, la institucionalidad genera confianza, compromiso, direcciona el que hacer de los empresarios actuales y nuevos, enrutarlos en la cultura de la internacionalización aprovechando la cualificación de los jóvenes, que finalmente serán la renovación empresarial.

El plan Regional de Competitividad tuvo una actualización en el año 2012 y como producto de esta se originó la cadena de logro del objetivo la cual se muestra a continuación: